Los imprescindibles que ver y hacer en Burdeos y disfrutar de su arquitectura clásica

Los imprescindibles que ver y hacer en Burdeos y disfrutar de su arquitectura clásica
Si te ha gustado el artículo ¡Valóralo!

Burdeos alberga algunos de los mejores lugares para disfrutar de la arquitectura clásica francesa del siglo XVIII. Entre ellos se encuentra la impresionante Plaza de la Bolsa, con el emblemático Palacio de la Bolsa, el magnífico edificio de la Aduana y una fuente dedicada a las Tres Gracias. También destaca el encantador Miroir d’Eau, un espejo de agua sobre placas de granito. Además, la ciudad cuenta con la Puerta de la Gran Campana, un acceso medieval conservado, y la majestuosa Catedral de Burdeos, con su icónico Juicio Final y una vista panorámica desde la Torre Pey Berland. Por último, el Palais Rohan y las Puertas de Cailhau completan la lista de imprescindibles que ver en Burdeos.

Los mejores lugares que ver en Burdeos

Plaza de la Bolsa y sus maravillas arquitectónicas

La Plaza de la Bolsa en Burdeos es un lugar impresionante para apreciar la arquitectura clásica del siglo XVIII. Aquí se encuentran varios edificios emblemáticos que representan la belleza y el esplendor de la época.

Palacio de la Bolsa y su importancia histórica

El Palacio de la Bolsa es uno de los principales atractivos de la Plaza de la Bolsa. Construido entre 1730 y 1775, este magnífico edificio simboliza el pasado comercial de Burdeos. Su fachada imponente y elegante demuestra la grandeza de la arquitectura neoclásica francesa. En su interior, se pueden admirar salones lujosamente decorados, como la Sala de los Pasos Perdidos, que solía ser el centro de transacciones comerciales.

Edificio de la Aduana y su belleza arquitectónica

Junto al Palacio de la Bolsa se encuentra el edificio de la Aduana, otro ejemplo destacado de la arquitectura clásica. Esta imponente estructura fue construida entre 1730 y 1755, y destaca por su elegante diseño y ornamentación meticulosa. Sus detalles arquitectónicos, como las columnas corintias y las esculturas que adornan su fachada, son un verdadero deleite visual.

Fuente dedicada a las Tres Gracias y su significado

En el centro de la Plaza de la Bolsa se ubica una encantadora fuente dedicada a las Tres Gracias. Esta escultura refleja la belleza y la elegancia de la mitología griega y simboliza la generosidad, la encantadora y la alegría. Este monumento se ha convertido en uno de los íconos de la ciudad y es un lugar popular para tomar fotografías y disfrutar de un momento de tranquilidad.

Miroir d’Eau: un espejo de agua único

Una de las maravillas más destacadas de la Plaza de la Bolsa es el Miroir d’Eau, un espectacular espejo de agua construido sobre placas de granito. Este innovador diseño moderno crea un efecto mágico al reflejar el Palacio de la Bolsa y sus alrededores. Es un lugar perfecto para pasear o refrescarse durante los días calurosos, permitiendo a los visitantes interactuar con el agua y disfrutar de la atmósfera serena que lo rodea. En la Plaza de la Bolsa de Burdeos, cada rincón cuenta una historia arquitectónica única y fascinante. Desde el Palacio de la Bolsa hasta el Miroir d’Eau, estos lugares emblemáticos ofrecen una visión sorprendente de la grandeza histórica y artística de la ciudad. No cabe duda de que son paradas obligatorias para aquellos que deseen explorar lo mejor de la arquitectura clásica francesa en Burdeos.

Burdeos
Burdeos

Puerta de la Gran Campana y la ciudad medieval

La Puerta de la Gran Campana es uno de los lugares más impresionantes para visitar en Burdeos. Esta histórica estructura es uno de los pocos accesos que se han conservado de la antigua ciudad medieval. Su imponente presencia se puede apreciar gracias a sus dos robustas torres y la enorme campana que la corona, con un peso de casi 8 toneladas.

La Puerta de la Gran Campana se destaca por su arquitectura gótica, que evoca la época medieval. Sus imponentes dimensiones y su diseño impecablemente detallado la convierten en un auténtico tesoro arquitectónico. Al atravesar esta puerta, se puede sentir la atmósfera y la historia de la antigua ciudad medieval de Burdeos.

La ciudad medieval de Burdeos se caracteriza por su apasionante historia y su arquitectura única. Durante siglos, este lugar fue el centro del comercio y la vida cultural en la región de Aquitania. Las calles empedradas, los muros fortificados y los edificios antiguos nos transportan a una época pasada, donde la vida transcurría de una manera distinta.

La ciudad medieval de Burdeos albergaba a nobles, comerciantes y artesanos, y sus calles estaban llenas de vida y actividad. Los edificios históricos y las plazas eran puntos de reunión para la población, donde se celebraban ferias, mercados y eventos importantes. Hoy en día, muchos de estos lugares aún se conservan y nos permiten viajar atrás en el tiempo.

La ciudad medieval de Burdeos es un verdadero tesoro histórico. Explorar sus calles estrechas, sus plazas encantadoras y sus edificios antiguos nos permite sumergirnos en la historia y descubrir la belleza de una ciudad que ha resistido el paso del tiempo.

La majestuosidad de la Catedral de Burdeos

La Catedral de Burdeos, también conocida como Catedral de San Andrés, es un impresionante ejemplo de arquitectura gótica que deja boquiabiertos a quienes la visitan. Su imponente presencia domina el paisaje urbano y su interior alberga tesoros artísticos y religiosos de incalculable valor.

La Catedral de Burdeos es una joya de la arquitectura gótica que se empezó a construir en el siglo XII y se finalizó en el siglo XVI. Su fachada principal presenta una impresionante y detallada decoración escultórica, con figuras religiosas y motivos ornamentales. Sus dos torres gemelas se alzan majestuosas, creando una silueta emblemática en el horizonte de la ciudad.

En el interior de la catedral se encuentra una atmósfera de serenidad y espiritualidad. Sus amplias naves están decoradas con hermosas vidrieras que filtran la luz, creando una sensación de misticismo. Los visitantes pueden admirar sus altos arcos y bóvedas, así como las capillas laterales adornadas con retablos y esculturas de gran valor artístico.

Un elemento destacado en la Catedral de Burdeos es la Puerta Real, que representa el Juicio Final. Esta impresionante obra escultórica, ubicada en la fachada occidental, muestra con detalle los episodios de la Resurrección, el Juicio y el Paraíso. Cada figura tallada en piedra transmite una expresión única, cautivando a los espectadores y provocando reflexiones sobre la vida y la muerte.

Otro detalle arquitectónico que no pasa desapercibido es la presencia de torres con agujas que coronan la catedral. Estas estructuras puntiagudas añaden un toque de elegancia y verticalidad a la edificación, creando un contraste impresionante con el cielo.

Catedral de Burdeos
Catedral de Burdeos

Torre Pey Berland y su vista panorámica

La Catedral de Burdeos ofrece a los visitantes una experiencia única: subir a la Torre Pey Berland y disfrutar de una vista panorámica de la ciudad. Esta torre, independiente de la catedral, se eleva a más de 66 metros de altura y permite contemplar el paisaje urbano, los tejados de Burdeos y el río Garona. La visita a la Torre Pey Berland es una oportunidad única para apreciar la belleza de la ciudad desde las alturas y capturar fotografías impresionantes.

El Palais Rohan y sus tesoros históricos

Situado cerca de la majestuosa Catedral de Burdeos, el Palais Rohan es un lugar que no puedes dejar de visitar durante tu estancia en esta ciudad francesa. Este magnífico edificio es un tesoro histórico que se remonta a los siglos XVIII y XIX, y ha tenido varios propósitos a lo largo de su historia.

En sus inicios, el Palais Rohan fue construido como residencia del arzobispo de Burdeos. Su arquitectura imponente y su diseño elegante reflejan la importancia y el poder de aquellos tiempos. Sin embargo, después de la Revolución Francesa, el edificio fue confiscado y se convirtió en un ayuntamiento.

El Palais Rohan, como ayuntamiento de Burdeos, es un símbolo de la administración local y alberga las oficinas de gobierno de la ciudad. Además, es un lugar emblemático para la celebración de eventos culturales y ceremonias especiales.

El Palais Rohan destaca por su impresionante diseño arquitectónico. Sus fachadas ornamentadas y su imponente estructura reflejan la grandeza de la época en la que fue construido. Desde sus altas torres hasta sus amplios patios interiores, cada rincón del palacio revela detalles históricos y artísticos que te transportarán en el tiempo.

En su interior, podrás admirar magníficas obras de arte, muebles antiguos y una decoración opulenta que te harán sentir como si estuvieras viviendo en la época dorada de Burdeos. Explora sus salones suntuosos, sus galerías adornadas y sus jardines encantadores, y descubre la rica historia que envuelve a este magnífico palacio.

El Palais Rohan es un testimonio vivo de la evolución de Burdeos a lo largo de los siglos. Desde su origen como residencia arzobispal hasta su función actual como ayuntamiento, este lugar emblemático te brinda la oportunidad de sumergirte en la historia y el encanto de esta maravillosa ciudad francesa.

Puertas de Cailhau y la defensa medieval

Las Puertas de Cailhau son una de las joyas arquitectónicas de Burdeos y uno de los vestigios más impresionantes de la antigua ciudad medieval. Estas puertas, ubicadas en la muralla que rodeaba la ciudad, son un ejemplo fascinante del estilo gótico-renacentista. Construidas en el siglo XV, se destacan por su imponente presencia y su rica ornamentación.

Las Puertas de Cailhau se componen de dos torres majestuosas unidas por un arco central. Cada torre está coronada por una hilera de almenas y presenta detalles decorativos exquisitamente trabajados, como escudos y ventanas en arco de medio punto. Estas puertas, además de su función defensiva, también tenían un propósito ornamental, ya que su diseño buscaba impresionar y mostrar el poderío de la ciudad.

La función defensiva de las Puertas de Cailhau era esencial en la antigua Burdeos amurallada. Estas puertas constituían uno de los puntos de acceso y salida de la ciudad, permitiendo controlar el flujo de personas y mercancías. Además, su construcción sólida y sus características arquitectónicas estaban pensadas para resistir posibles ataques y proteger la ciudad de potenciales invasiones.

Actualmente, las Puertas de Cailhau se han convertido en un símbolo icónico de Burdeos y un punto de interés turístico. Su impresionante arquitectura y su historia fascinante atraen a visitantes de todo el mundo que desean adentrarse en el antiguo pasado de la ciudad.

Lugares de interés adicionales que ver en la ciudad de Burdeos

Además de sus impresionantes edificios históricos, Burdeos alberga una gran cantidad de lugares interesantes para visitar. Puedes explorar el Jardín Público, un hermoso parque lleno de vegetación exuberante, fuentes y estanques. Si te apasiona el arte, no puedes perderte el Museo de Bellas Artes de Burdeos, que alberga una impresionante colección de pinturas y esculturas de artistas reconocidos. Para los aficionados al vino, una visita a la Cité du Vin es esencial, donde podrás aprender sobre la historia y producción del vino en la región.

calles de Burdeos
calles de Burdeos

Dónde dormir en Burdeos

Para disfrutar al máximo de tu estancia en Burdeos, es importante encontrar el alojamiento perfecto. La ciudad cuenta con una gran oferta de hoteles y apartamentos que se adaptan a todos los gustos y presupuestos. Desde lujosos hoteles boutique ubicados en edificios históricos hasta acogedores bed and breakfast en el corazón de la ciudad, encontrarás una amplia variedad de opciones para tu estancia.

Burdeos, Francia
Burdeos, Francia

Experiencias gastronómicas y culturales en Burdeos

Burdeos es famosa por su exquisita gastronomía y su cultura vibrante. No puedes dejar de probar los platos típicos de la región, como el entrecot a la bordelaise o el canelé, un pequeño pastel con un interior suave y caramelizado. Además, la ciudad cuenta con una animada escena de bares y restaurantes donde podrás disfrutar de deliciosos vinos locales y platos elaborados con ingredientes frescos de la región.

Sumérgete en la cultura local visitando algunos de los mercados más emblemáticos de la ciudad, como el Marché des Capucins, donde podrás encontrar una amplia selección de productos frescos y locales. Además, no te pierdas la oportunidad de disfrutar de eventos culturales, como conciertos al aire libre, festivales de música y representaciones teatrales, que se llevan a cabo en diferentes lugares de la ciudad a lo largo del año.

Paula Arellano

Soy Paula, redactora de profesión y colaboradora del Magazine de Viajes Historias Viajeras. Soy una viajera incansable con ganas de conocer el mundo entero.